Inversión directa o a través de nominee, ¿qué es mejor para mi empresa?